web analytics

#NOalaLSP Nuestro punto de vista

#NOalaLSP
En los últimos días se está hablando y escribiendo mucho sobre el ya famoso borrador del Anteproyecto de Ley de Servicios Profesionales, poco mas podemos aportar a todo lo que ya se ha dicho, pero desde things undone lab queremos mostrar también nuestro punto de vista.

Todos los miembros de este grupo de trabajo somos, Arquitectos Técnicos, y la mayoría de nosotros nos encontramos finalizando los estudios de Arquitectura, por lo que la ley de servicios profesionales nos afecta doblemente.

No vamos a hablar de estética, no vamos a hablar de composición, ni de emociones ni de proyección de sensaciones, no vamos a decir que somos mejores, pero ojo, tampoco que seamos peores, creemos que eso es reducir el debate a infantilismos y esa no es la manera más eficaz de defender nuestro trabajo, ya que, si bien es cierto que algunos de estos aspectos son fundamentales en nuestro trabajo, este va mucho más allá de todo eso. Tampoco queremos enfrentarnos con los profesionales ingenieros, no es una guerra con ellos, creemos que un buen y coherente profesional, ya sea arquitecto, arquitecto técnico, ingeniero, médico, veterinario…. sabrá distinguir perfectamente, más allá de cuáles son sus competencias, cuáles son sus capacidades, sabrá distinguir sus propias limitaciones (Quizás sea más sencillo de lo que pensábamos saber quien es un buen profesional y quien no). Nuestra crítica va dirigida al Ministerio de Economía y Competitividad y hacia los Colegios Profesionales y/o representantes “oficiales”, tanto de un lado como del otro.

Compartimos la opinión de quienes no entienden que el Ministerio de Economía y Competitividad pueda regular aspectos que se escapan totalmente de su competencia. Una sociedad en la que todo se reduce a economía es una sociedad que necesita una revisión urgente. Sabemos que es un documento previo, un borrador de un anteproyecto, sabemos que el Ministerio de Fomento se opone a los aspectos que más nos afectan de este borrador, pero también sabemos como funciona este país…

Empezaremos diciendo que proponer una norma cuyo punto de partida es: “Regulación excesiva, obsoleta (muchas normas preconstitucionales) y conflictiva (entre profesionales)”, con un desarrollo como el de este borrador, es algo así como intentar apagar un fuego con gasolina, puesto que, aun tratándose de un borrador de anteproyecto, está provocado un grave enfrentamiento entre profesiones , antes inexistente, conflicto que no nos lleva a ninguna parte, y del que, por lo tanto, nos negamos a formar parte, como ya hemos dicho, esto no puede convertirse en un enfrentamiento entre Arquitectos – Arquitectos Técnicos -Ingenieros.

“Establecer un marco común a los servicios profesionales”, suena muy bien, pero esto no puede hacerse a costa de liberalizar profesiones. Cada titulación nos habilita para trabajos diferentes, para ejercer funciones diferentes, nos especializa y nos diferencia. Considerar que dos personas con distinta formación pueden ejercer correctamente una misma profesión significa no entender las peculiaridades y las complejidades de esa profesión, significa no valorar la formación tanto de uno como de otro, significa reducir a nada años de esfuerzo y sacrificio como estudiantes. Que un Gobierno pueda siquiera insinuar esto significa que valora muy poco a sus ciudadanos.

Lo que la LSP viene a decir es que para evitar una regulación excesiva se propone una nueva norma que desregula cosas que estaban correctamente reguladas, y esto lo hacen con la intención de “evitar conflictos entre profesionales”, pero al hacerlo fomentan un conflicto nuevo que no existía.

Bajo nuestro punto de vista Sustituye “regulación” por incertidumbre, ¿seguro que es mejor sustituir regulación por incertidumbre?¿Seguro que esa incertidumbre creada por la LSP va a mejorar nuestra competitividad?

¿Es el fin de las profesiones de Arquitecto y sobre todo, de Arquitecto Técnico?, si las competencias de estas profesiones pueden ser englobadas en otra, ¿Quién va a querer estudiarlas? ¿Quién se va a especializar en Arquitectura y Edificación?

Es duro pensar que los años que todos nosotros hemos invertido en nuestra formación se valoran tan poco por parte de las instituciones que nos representan. Formarse, especializarse, ¿Para qué?…

La especialización y la diferenciación entre profesiones, creemos que es algo básico, y algo por lo que no entendemos que se pueda discutir a estas alturas, incluso Colegios Profesionales que hoy apoyan esta reforma, en su momento se opusieron a eliminar esta diferenciación. ¿Qué ha cambiado?, ¿Qué nuevos intereses han entrado en juego? No es por ser malpensados, pero… ¿tendrá algo que ver con los visados como bien dicen desde arquitextonica, entre otros?

Muy mal estamos cuando hay que luchar por defender lo que es obvio…

Autocrítica sí, victimismos no.

Asumámoslo, la imagen del arquitecto en este país está muy degradada.

Los primeros que tenemos que valorar nuestro trabajo somos nosotros mismos, para bien y para mal. El hecho de que una norma así se llegue incluso a plantear implica que algo estamos haciendo mal. Algo hemos hecho muy mal como colectivo para que la sociedad no reconozca nuestro trabajo y no lo valore.

Y no nos referimos a que hayamos estado viviendo por encima de nuestras posibilidades, ni nada por el estilo. La imagen que los Arquitectos, como colectivo proyectamos a la sociedad no se corresponde en la mayoría de los casos a la realidad, siempre hubo voces críticas con determinadas prácticas o determinadas actitudes, no todos los arquitectos se han enriquecido gracias a la burbuja, no todos somos culpables. Pero esas voces discrepantes, esos arquitectos coherentes con su trabajo (la gran mayoría, insistimos) no interesó que fuesen escuchadas, ahora parece que sí empezamos a escuchar, aunque no con la fuerza que nos gustaría, quizás llegó el momento de escuchar a quienes no se les ha dado la voz que deberían de tener. Como colectivo cargamos con culpas que no nos corresponden, autocrítica sí, pero no todo es culpa nuestra, hay malos profesionales Arquitectos, pero también los hay buenos. Hagamos ver que no todos tenemos el mismo grado de culpabilidad.

Nos quejamos constantemente de que la Sociedad no nos entiende, no queremos decir que sea solo un problema de comunicación, pero es cierto que los arquitectos no siempre sabemos transmitir su trabajo a nuestros conciudadanos (tampoco somos los primeros que lo decimos). En parte también es un problema de educación. La educación de este país en el que la arquitectura se ha olvidado en los planes de estudio de la educación primaria y secundaria. No se puede valorar lo que no se conoce. Como ciudadanos no somos conscientes de la cantidad de veces que cada día utilizamos la arquitectura,  a veces pensamos que solo se acuerdan de nosotros cuando hay problemas.

El “miedo” a competir con otros colectivos viene de ese desconocimiento de la sociedad de nuestro trabajo y de estos errores que como colectivo se han cometido en el pasado. Expliquemos bien nuestro trabajo, olvidémonos de las apariencias y prejuicios, dejemos de ser unos bichos raros para los demás. Si la sociedad no nos entiende, tendremos que aprender a explicarnos mejor.

Contra la LSP debemos aportar razones de peso, no actuar como víctimas, no debemos entrar en el juego de quienes nos atacan sin argumentos, porque nosotros tenemos argumentos de sobra para defender nuestra posición.

 Sabemos y podemos hacer las cosas mejor, como se ha repetido mucho es más importante ser necesarios que ser obligatorios, lo cual no implica que no debamos defender nuestra posición (o mejor dicho nuestra profesión).

El trabajo del arquitecto es un trabajo que para bien y para mal es muy visible, mucho más que el de otras profesiones, como ciudadanos nos afecta toda la arquitectura, no solo la de nuestra propia casa, toda, y ello conlleva una gran responsabilidad. La relación que una persona tiene con su vivienda, con su ciudad, no puede ser comparable con la relación que tiene con cualquier tipo de edificación industrial, el arquitecto es el único formado para poder hacer frente a todas las peculiaridades y complejidades de este tipo de edificaciones. ¿Saldría usted una tarde de domingo a pasear por un polígono industrial?, seguramente no, porque pasear por un polígono industrial es un acto hostil para casi cualquier persona. Podrían rebatirnos esto diciendo que es casi igual de hostil pasear por muchos de los “PAUs” de nuestras ciudades, que si, ya hemos dicho que no nos vamos a quitar culpas, hemos hecho cosas mal. Sabemos que, en estos  “PAUs”, nos tenemos que ceñir a una normativa que nos ata, que nos impide mejorar esos espacios, defender nuestra profesión también pasa por conseguir que este tipo de cosas que se hicieron durante la época de la burbuja no pasara. Hemos aceptado normativa por encima de nuestras posibilidades. Si sabíamos que no funcionaba, por qué no hicimos entonces todo lo necesario para defender la arquitectura, quizás ahora tendríamos mas apoyos, quien sabe…

No paro de leer a quienes piensan que la arquitectura consiste en construir, en colocar un ladrillo sobre otro, pues no, no es lo mismo, usos diferentes requieren visiones diferentes. Reducir la arquitectura a solo estructura, instalaciones, materiales… es desconocer completamente nuestra profesión, ¿Cómo alguien que desconoce una profesión puede ejercerla de forma correcta?

Vamos a Luchar por trabajos para los que tenemos capacidad y competencias, hacer entender las virtudes de nuestro trabajo, hacer ver que podemos aportar, que podemos sumar, explicar porqué somos necesarios sin entrar en luchas de parvulario, no entraremos al trapo de quienes no entienden y no respetan nuestro trabajo. Y repetimos que entendemos que un buen profesional entenderá porqué no está capacitado para hacer Arquitectura.

Para acabar queremos hacerlo con este texto de Alvar Aalto que creemos que resume perfectamente nuestros motivos para decir #NOalaLSP 

“En general no es posible solucionar los problemas arquitectónicos con métodos técnicos. Sí es verdad que nos aprovechamos de la técnica, pero utilizando simultáneamente todos sus sectores para conseguir la armonización recíproca de todos ellos. La arquitectura sería entonces  una forma supratécnica de creación, donde el lugar central lo ocuparía precisamente la armonización de numerosas actividades….Un hombre tan eminente como Thomas Alva Edison se esforzó durante en solucionar, mediante métodos técnicos, un problema arquitectónico, el de una casa estándar, y en prolongada labor sufrió el único fracaso verdadero de su vida. Un edificio no es, en absoluto, un problema técnico, sino arquitectónico.”

Alvar Aalto, ‘de palabra y por escrito’


Categorías: opinión

  • no te sulfures hombre

    Yo tambien opino :

    1-
    Con esta ley los ingenieros recuperan las ATRIBUCIONES (siempre
    fueron competentes) en construcción que perdieron de manera
    arbitraria en 1999 con la nefasta LOE que les dio el monopolio a los
    Arquitectos.

    2.-

    Legalmente, una construcción es correcta desde el punto de vista de calidad y seguridad si cumple CTE

    normativa hormión, forjados, metalicas, y en todo caso Eurocódigos. Cualquier tengo con capacidad

    para implementar esta normativa prestaria un servicio de calidad y con seguridad. No confundir construcción

    con arquitectura, valor añadido pero innecesario para la mayoria de construcciones, la buena arquitectura

    claro, no la mala… y d esa también hay.

    3-
    Con esta ley nos homologamos por fin a Europa donde un ingeniero con
    competencias en construcción tiene las mismas atribuciones que un
    Arquitecto. Hay paises en Europa donde un ingeniero tiene mas
    atribuciones que un arquitecto, ojo al dato, como diria aquel. Reitero, no confundan construccion con arquitectura. En Europa un ingeniero
    puede hacer una casa pero no intervenir en un edificio catalogado,
    por ejemplo una catedral.

    4-
    Con esta ley le auguro un futuro prometedor a la construcción una
    vez liberada de las ataduras de la arquitectura. Efectivamente se
    hablara mas de optimización, costes, mantenimiento, funcionalidad,
    domotica, ahorro energético . Por cierto, se podra desarrollar con
    garantias algo que nos viene en el futuro, la autogeneración
    energética.

    5.-
    A ningún arquitecto se le quita ninguna atribución. El promotor
    pedirá presupuesto y credenciales y decidirá el que más le
    interese. El buen profesional triunfará, y el mediocre subsistirá.

    6.-
    Esperemos que ahora la arrogancia y prepotencia que caracteriza a
    algunos arquitectos se atempera y sus honorarios también.

    7-.
    Algunos arquitectos son sinceros y finalmente argumentan que estarian
    de acuerdo con esta ley si los ingenieros comparten tambien sus
    atribuciones. Me imagino que se refiere a las atribuciones que
    algunos pudieran tener fuera del ambito de la construcción.
    Evidentemente este es otro tema.

    8.-
    Como conclusion es un estupenda ley , beneficiará al cliente y
    repercutira en el precio de la vivienda positivamente. De la
    capacidad de los ingenieros no hay duda.

    9.- Perdonen mi intromision, todo suyo : Un buitre.

    Saludos.